lunes, 31 de octubre de 2011

Incluso la ausencia de sucesos que esperas puede ser una pista que te indique la intención del Universo.



..Mientras ves como pasa tu día en la película, aprovecha la oportunidad de observarte objetivamente. Tal vez haciendo algo que te enorgullece en especial; a veces te verás haciendo cosas vergonzosas. Te repito: el objetivo no es evaluar, sino obtener un poco de información sobre el comportamiento del progonista, de ese personaje que eres TÚ.
...Procura mantenerte sensible, "observa las coincidencias" en tu vida diurna y en tus sueños, y presta especial atención a lo que traspase el límite de las probabilidades.... aún lo que perturbe nuestros planes pruede ofrecernos información valiosa. Incluso la ausencia de sucesos que esperas puede ser una pista que te indique la intención del Universo.






domingo, 30 de octubre de 2011

LO QUE EL ÁRBOL TIENE POR FLORIDO VIVE DE LO QUE TIENE SEPULTADO



SI PARA RECOBRAR LO RECOBRADO
DEBÍ PERDER PRIMERO LO PERDIDO
SI PARA CONSEGUIR LO CONSEGUIDO
TUVE QUE SOPORTAR LO SOPORTADO
SI PARA ESTAR AHORA ENAMORADO
FUE MENESTER HABER ESTADO HERIDO
TENGO POR BIEN SUFRIDO LO SUFRIDO
Y TENGO POR BIEN LLORADO LO LLORADO
PORQUE DESPUÉS DE TODO HE COMPRADO
QUE NO SE GOZA BIEN DE LO GOZADO
SINO DESPUÉS DE HABERLO PADECIDO
PORQUE DESPUÉS DE TODO HE COMPRENDIDO
QUE LO QUE EL ÁRBOL TIENE POR FLORIDO 
VIVE DE LO QUE TIENE SEPULTADO

Francisco Luis Bernárdez

"Calla, y sabrás que soy Dios"


Imaginemos que lanzamos una piedra pequeña en un pozo de agua y observamos las ondas que se forman. Al rato, cuando las ondas desaparezcan y el agua quede quieta, quizás lancemos otra piedra. Eso es exactamente lo que hacemos cuando entramos en el campo del silencio puro e introducimos nuestra intención. En ese silencio, hasta la menor intención avanzará formando ondas por el terreno subyacente de la conciencia universal, el cual conecta todo con todo lo demás. Pero si no experimentamos la quietud de la conciencia, si nuestra mente es como un océano turbulento, podríamos lanzar en él todo el edificio Empire State sin ver efecto alguno. La Biblia dice: "Calla, y sabrás que soy Dios". Esto es algo que sólo se puede lograr a través de la meditación.

D. Chopra

¿PORQUE "NO JUZGAR"?



Juzgar es evaluar constantemente las cosas para clasificarlas como correctas o incorrectas, buenas o malas. Cuando estamos constantemente evaluando, clasificando, rotulando y analizando, creamos mucha turbulencia en nuestro diálogo interno. Esa turbulencia frena la energía que fluye entre nosotros y el campo de la potencialidad pura. En otras palabras hacemos más dificil que la Divinidad penetre en nosotros. Literalmente, comprimimos el espacio entre un pensamiento y otro. Ese espacio es el VACIO que abre las puertas a la Divinidad. Ese estado de VACIO, el espacio silencioso entre los pensamientos, es la quietud interior que nos conecta con el poder verdadero. Y cuando comprimimos el espacio, reducimos nuestra conexión con el campo de la potencialidad pura y la creatividad infinita.

En Un curso de milagros hay una oración que dice: "Hoy no juzgaré nada de lo que suceda". El hábito de no juzgar crea silencio en la mente. Por tanto, es buena idea comenzar el día con esa afirmación. Y durante todo el día, recordémosla cada vez que nos sorprendamos juzgando. Si caes levántate y sigue.

¿NO ME VES? (te habla tu alma)


Por medio de la sabiduría de la incertidumbre, encuentras la seguridad. Cortas la cadenas de lo que llamas " tu realidad", y te rindes al juego de la vida. Ya no luchas


ADENTRO.... SÓLO ADENTRO DE TI VIVE TU SER.... UN ESPACIO NO FÍSICO, AL QUE EN ESTE CASO LE LLAMAMOS "NIRVANA"


sábado, 29 de octubre de 2011

EL DESAPEGO: Quienes buscan la seguridad la persiguen durante toda la vida sin encontrarla jamás. La seguridad es evasiva y efímera porque no puede depender exclusivamente del dinero.


LA LEY DEL DESAPEGO


La sexta ley espiritual del éxito es la ley del desapego. Esta ley dice que para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella. Esto no significa que renunciemos a la intención de cumplir nuestro deseo. No renunciamos a la intención ni al deseo; renunciamos al interés por el resultado.
Es grande el poder que se deriva de esto. Tan pronto como renunciamos al interés por el resultado, combinando al mismo tiempo la intención concentrada y el desapego, conseguimos lo que deseamos. Podemos conseguir 
cualquier cosa que deseemos a través del desapego, porque éste se basa en la confianza incuestionable en el poder del verdadero yo. El apego, en cambio, se basa en el temor y en la inseguridad  - y la necesidad de sentir seguridad emana del desconocimiento del verdadero yo.
La fuente de la abundancia, de la riqueza o de cualquier cosa en el mundo físico es el yo; es la conciencia que sabe cómo satisfacer cada necesidad. Todo lo demás es un símbolo: vehículos, casas, cheques, ropa, aviones. 
Los símbolos son transitorios; llegan y se van. Perseguir símbolos es como contentarse con el mapa en lugar del territorio. Es algo que produce ansiedad y acaba por hacernos sentir vacíos y huecos por dentro, porque cambiamos el yo por los símbolos del yo.

El apego es producto de la conciencia de la pobreza, porque se interesa siempre por los símbolos. El desapego es sinónimo de la conciencia de la riqueza, porque con él viene la libertad para crear. Sólo a partir de un compromiso desprendido, podemos tener alegría y felicidad. Entonces, los símbolos de la riqueza aparecen espontáneamente y sin esfuerzo. Sin desapego somos prisioneros del desamparo, la desesperanza, las necesidades mundanas, los intereses triviales, la desesperación silenciosa y la gravedad - características distintivas de una existencia mediocre y una conciencia de la pobreza.
La verdadera conciencia de la riqueza es la capacidad de tener todo lo que deseamos, cada vez que lo deseamos, y con un mínimo de esfuerzo. Para afianzarnos en esta experiencia es necesario afianzarnos en la sabiduría de la 
incertidumbre. En la incertidumbre encontraremos la libertad para crear cualquier cosa que deseemos.
La gente busca constantemente seguridad, pero con el tiempo descubriremos que esa búsqueda es en realidad algo muy efímero. Hasta el apego al dinero es una señal de inseguridad. Uno podría decir: "Me sentiré seguro cuando tenga X cantidad de dinero porque entonces tendré independencia económica y podré jubilarme. Y entonces haré todo lo que he querido hacer siempre". Pero eso es algo que nunca sucede  - que nunca llega.

Quienes buscan la seguridad la persiguen durante toda la vida sin encontrarla jamás. La seguridad es evasiva y efímera porque no puede depender exclusivamente del dinero. El apego al dinero siempre creará inseguridad, no importa cuánto dinero se tenga en el banco. De hecho, algunas de las personas que más dinero tienen son las más inseguras.
La búsqueda de la seguridad es una ilusión. Según las antiguas tradiciones de sabiduría, la solución de todo este dilema reside en la sabiduría de la inseguridad o la sabiduría de la incertidumbre. Esto significa que la búsqueda de seguridad y de certeza es en realidad un apego a lo conocido. ¿Y qué es lo conocido? Lo conocido es el pasado. Lo conocido no es otra cosa que la prisión del condicionamiento anterior. Allí no hay evolución  -absolutamente ninguna evolución. Y cuando no hay evolución, sobrevienen el estancamiento, el desorden, el caos y la decadencia.

La incertidumbre, por otra parte, es el suelo fértil de la creatividad pura y de la libertad. La incertidumbre es penetrar en lo desconocido en cada momento de nuestra existencia. Lo desconocido es el campo de todas las posibilidades, siempre fresco, siempre nuevo, siempre abierto a la creación de nuevas manifestaciones. Sin la incertidumbre y sin lo desconocido, la vida es sólo una vil repetición de recuerdos gastados. Nos convertimos en víctimas del pasado, y nuestro torturador de hoy es el yo que ha quedado de ayer.

Renunciemos a nuestro apego a lo conocido y adentrémonos en lo desconocido, así entraremos en el campo de todas las posibilidades. La sabiduría de la incertidumbre jugará un importante papel en nuestro deseo de entrar en lo desconocido. Esto significa que en cada momento de nuestra vida habrá emoción, aventura, misterio; que experimentaremos la alegría de vivir: la magia, la celebración, el júbilo y el regocijo de nuestro propio espíritu. Cada día podemos buscar la emoción de lo que puede ocurrir en el campo de todas las posibilidades. Si nos sentimos inseguros, estamos en el camino correcto  - no nos demos por vencidos. En realidad no necesitamos tener una idea rígida y completa de lo que haremos la semana próxima o el año próximo, porque si tenemos una idea clara de lo que ha de suceder y nos aferramos rígidamente a ella, dejaremos por fuera un enorme abanico de posibilidades.

Una de las características del campo de todas las posibilidades es la correlación infinita. Este campo puede orquestar una infinidad de sucesos espacio-temporales con el fin de producir el resultado esperado. Pero cuando 
hay apego, la intención queda atrapada en una forma de pensar rígida y se pierden la fluidez, la creatividad y la espontaneidad inherentes al campo de todas las posibilidades. Cuando nos apegamos a algo, congelamos nuestro deseo, lo alejamos de esa fluidez y esa flexibilidad infinitas y lo encerramos dentro de un rígido marco que obstaculiza el proceso total de la creación.
La ley del desapego no obstaculiza la ley de la intención y el deseo  - la fijación de metas. Siempre tenemos la intención de avanzar en una determinada dirección, siempre tenemos una meta. Sin embargo, entre el punto A y el punto B hay un número infinito de posibilidades, y si la incertidumbre está presente, podremos cambiar de dirección en cualquier momento si encontramos un ideal superior o algo más emocionante. Al mismo tiempo, será menos probable que forcemos las soluciones de los problemas, lo cual hará posible que nos mantengamos atentos a las oportunidades.
La ley del desapego acelera el proceso total de la evolución. Cuando entendemos esta ley, no nos sentimos 
obligados a forzar las soluciones de los problemas. Cuando forzamos las soluciones, solamente creamos nuevos 
problemas. Pero si fijamos nuestra atención en la incertidumbre y la observamos mientras esperamos ansiosamente a que la solución surja de entre el caos y la confusión, entonces surgirá algo fabuloso y emocionante.
Cuando este estado de vigilancia  - nuestra preparación en el presente, en el campo de la incertidumbre - se suma a nuestra meta y a nuestra intención, nos permite aprovechar la oportunidad. ¿Qué es la oportunidad? Es lo que está contenido en cada problema de la vida. Cada problema que se nos presenta en la vida es la semilla de una oportunidad para algún gran beneficio. Una vez que tengamos esta percepción, nos abriremos a toda una gama de posibilidades - lo cual mantendrá vivos el misterio, el asombro, la emoción y la aventura.
Podremos ver cada problema de la vida como la oportunidad de algún gran beneficio. Habiéndonos afianzado en la sabiduría de la incertidumbre, podremos permanecer alerta a las oportunidades. Y, cuando nuestro estado de 
preparación se encuentre con la oportunidad, la solución aparecerá espontáneamente.
Lo que resulta de esto es lo que denominamos comúnmente "buena suerte". La buena suerte no es otra cosa que la unión del estado de preparación con la oportunidad. Cuando los dos se mezclan con una vigilancia atenta del caos, surge una solución que trae beneficio y evolución para nosotros y para todos los que nos rodean. Ésta es la receta perfecta para el éxito, y se basa en la ley del desapego.

CÓMO APLICAR LA LEY DEL DESAPEGO
Pondré a funcionar la ley del desapego comprometiéndome a hacer lo siguiente:

1) Hoy me comprometeré con el desapego. Me permitiré y les permitiré a los que me rodean la libertad de ser como somos. No impondré tercamente mi opinión de cómo deben ser las cosas. No forzaré las soluciones de los problemas, y, por tanto, no crearé con eso otros nuevos. Participaré en todo con absoluto desprendimiento.

2) Hoy convertiré a la incertidumbre en un elemento esencial de mi experiencia. Y gracias a esa disponibilidad para aceptar la incertidumbre, las soluciones surgirán espontánea mente de los problemas, de la confusión, del desorden y del caos. Cuanto más inciertas parezcan las cosas, más seguro me sentiré porque la incertidumbre es el camino hacia la libertad. Por medio de la sabiduría de la incertidumbre, encontraré mi seguridad.

3) Penetraré en el campo de todas las posibilidades y esperaré la emoción que tiene lugar cuando me mantengo abierto a una infinidad de alternativas. Cuando entre en el campo de todas las posibilidades, experimentaré todo el 
regocijo, la aventura, la magia y el misterio de la vida


Deepak Chopra
"Las siete leyes espirituales del éxito"

LA EVIDENCIA DEL ÉXITO... SIEMPRE ES LA ALEGRÍA...Y LA ALEGRÍA NO VIENE DE AFUERA...ESTA DENTRO NUESTRO...SÓLO HAY QUE ABRIRLE LAS REJAS QUE NOS TIENE PRESOS

UN PECADO es cualquier cosa que haces y que va contra ti. Todo lo que sientas, creas o digas que vaya contra ti es pecado. Vas contra ti cuando te juzgas y te culpas por cualquier cosa. No pecar es hacer exactamente lo contrario.



"...El pimer acuerdo consiste en SER IMPECABLE CON TUS PALABRAS. Parece muy simple pero es sumamente poderoso. 
¿Por qué tus palabras? porque constituyen el poder que tienes para CREAR. Son un don, proveniente directamente de Dios. En la Biblia, el Evangelio de San Juan empieza diciendo "En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios". Mediante las palabras expresas tu poder creativo, lo revelas todo. Independientemente de la lengua que hables, tu intención se pone de manifiesto a través de las palabras. Lo que sueñas, lo que sientes y lo que realmente eres, lo muestras por medio de las palabras.
No son sólo sonidos escritos. Son una fuerza; constituyen el poder que tienes para expresar y comunicar, para pensar y, en consecuencia, para crear los acontecimientos de tu vida...Las palabras son la herramienta más poderosa que tienes como ser humano, el instrumento de la magia. Pero son como una espada de doble filo: pueden crear el sueño más bello, o destruir todo lo que te rodea. Uno de los filos es el uso erróneo de las palabras que crea un infierno en la tierra. Según como las utilicen las plabras te liberarán o te esclavizarán aún mas de lo que te imaginas. Toda la magia que poses se basa en tus palabras. Son pura magia, y si las utilizas mal, se convierten en magia negra. Esta magia es tan poderosa que una sóla plabra puede cambiar una vida o destruir millones de personas....

UN PECADO es cualquier cosa que haces y que va contra ti. Todo lo que sientas, creas o digas que vaya contra ti es pecado. Vas contra ti cuando te juzgas y te culpas por cualquier cosa. No pecar es hacer exactamente lo contrario. Ser impecable es no ir contra ti mismo. Cuando eres impecable asumes la responsabilidad de tus actos, pero sin juzgarte ni culparte. Desde este punto de vista, todo el concepto de pecado deja de ser algo moral o religioso para convertirse en puro sentido común. El pecado empieza con el rechazo de uno mismo. El mayor pecado que cometes es rechazarte a ti mismo. En términos religiosos, el autorechazo es un pecado mortal, es decir que te conduce a la muerte. En cambio, la impecabilidad te conduce a la vida.

Ser impecable con tus plabras es no utilizarlas contra ti mismo...Ser impecable con tus palabras significa utilizar tu energía corrctamente, en dirección de la verdad y del amor por ti mismo. Si llegas a un acuerdo contigo mismo para ser impecable con tus palabras, eso basta para que la verdad se manifieste a través de ti y limpie todo el veneno emocional que hay en tu interior. Pero llegar a este acuerdo es dificil porque hemos aprendido a hacer todo lo contrario. Hemos aprendido a hacer de la mentira un hábito al comunicarnos con los demás, y aun más importante, al hablar con nosotros mismos. No somos impecales con nuestras palabras.



La peor forma de magia negra son LOS CHISMES. Los chismes son la peor forma de magia negra porque son puro veneno...contar chismes se ha convertido en la principal forma de comunicación en la sociedad humana. Es la manera que utilizamos para sentirnos cerca de otras personas, porque ver que alguien se siente mal como nosotros, nos hace sentir mejor...Si hacemos una analogía y comparamos la mente con un ordenador (computadora), el chismorroteo es comparable a un virus informático, que no es más que un programa escrito igual que los demás pero con intenciones dañinas. Se introduce en el ordenador cuando menos te lo esperas, y en la mayoría de los casos, sin que ni siquiera te des cuenta...

Imagínate cuando otras personas te cuentan chismes, introducen virus informáticos en tu mente que haces que pienses cada vez con menor claridad. Despues, imagina que en un esfuerzo por aclarar tu confusión y para aliviarte el veneno, tu también chismorroteas y contagias el virus (veneno) a otras personas.



Utiliza las palabras apropiadamente. Empléalas para compartir tu amor. Usa la magia blanca empezando por ti.  Dite a ti mismo que eres una persona maravillosa, fantástica. Díte cuanto te amas...Trascenderás el sueño del miedo y llevarás una vida diferente.


MIGUEL RUIZ
"Los cuatro acuerdos - Un libro de la Sabiduría Tolteca" 





ESPÍRITU - ALMA - YO - EGO

Espíritu

Todo deviene de la Vida Una, todo Es esa gran Vida en manifestación. Definiremos al Espíritu como la Esencia Universal del ser humano, la simiente primera y última, identificada con la Vida Una. Jesús, al despertar a este nivel Esencial de sí mismo, se funde con la Gran Voluntad que impulsa el devenir Kósmico:. “Yo y mi Padre somos Uno”, “Que se haga tu Voluntad”; ya no hay un propósito personal, sino que la individualidad pasa a ser un canal de la dinámica Divina. Buda afirma que es un proceso en el cual la gota de agua se funde en el brillante mar. La dinámica fundamental del Espíritu es la Voluntad Creativa. El Espíritu es creatividad pura, la fuerza central que impulsa a la evolución. El devenir universal-mundos y mundos que nacen y mueren y nacen reciclándose en formas cada vez más ricas, diversas, complejas e integradoras- es el Espíritu en acción, desenvolviendo su Propósito en la forma.

Alma

El Espíritu en su proceso involutivo despierta al Alma como una proyección de Sí en campos o dimensiones más limitadas que ya no están identificadas con lo Todo. El Alma es la Autoconciencia o el saberse a sí mismo como una entidad individualizada. Metafóricamente la gota de agua en el Océano que despierta a la conciencia de Sí, se sabe gota y, al mismo tiempo, se sabe Océano. Participa y canaliza la potencialidad del Gran Océano de un modo particular. Vive en la propia Identidad e Individualidad y, al mismo tiempo, en la conexión y resonancia con el Todo. El Alma es el principio individualizado del Espíritu. El Alma es Conciencia Pura, Conciencia de sí y del Todo al mismo tiempo. El Alma es el Yo Real, aquello que nos da vida individual, que mora en el centro de nuestra mente. Es aquello que surgió cuando en el Mito de Creación se afirma “…y creó Dios al hombre a su imagen y semejanza”. No se trata de un cuerpo, sino de una Conciencia que resplandece con todas las potencialidades del Uno. Una chispa de la gran hoguera que contiene en sí todas las propiedades del fuego primordial. Cada ser humano responde a un Alma. Es decir, a un centro de Conciencia Pura conectada con la Fuente, con una identidad particular, con un colorido, una vibración, una cualidad que la hace única. Es importante comprender que tanto el Alma como el Espíritu se manifiestan en Dominios donde no existen el espacio ni el tiempo, se trata de potencias Puras de Propósito, Conciencia, Intención, Amor y Sabiduría.



Yo

Entenderemos por “yo” a la gota de agua que abandona el Océano Primordial, que responde al impulso de separarse potenciando su propia individualidad y que vive en la nostalgia de haber perdido y en el dolor que le generan las experiencias de sentirse separado, solo, fragmentado. El “yo” es la unidad mente-emoción, la autoconciencia que comienza a identificarse con un estado de contracción, de limitación que le hace verse separado del Todo, a pensar que hay un mundo interno y otro externo. A verse pequeño, carente, incompleto y, por tanto, a vivir deseando, pensando que la plenitud está fuera de sí. El yo vive anhelando ansiosamente cosas, afectos, experiencias, conocimientos. El yo es un estado de conciencia fraccionado que al encarnar en un cuerpo genera al ser humano en la tierra, con sus tres aspectos: mente, emoción y cuerpo. En el Popol Vuh esto es expresado a través de una metáfora que afirma que a los hombres se les nubló la vista como nubla el aliento la faz de un espejo y entonces perdieron toda comprensión, visión y sabiduría y comenzó el camino terrestre. La historia humana es un ir cimentando al yo separado que con el tiempo se manifestará como un ego. El yo despierta a la conciencia separada, a la gota de agua que se separa del Océano, a la chispa que pierde al fuego. Así es como el ser humano en el proceso de la fundación del yo va perdiendo sintonía con el pulso biológico del planeta y con el Ser Espiritual. Estas dos “pérdidas” de Conciencia Unitaria están en la base de la constitución de lo humano. El abandono del paraíso de la fusión biológica y el abandono del paraíso de la unidad espiritual. El ser humano queda a la deriva y debe construirse y orientarse desde el aprendizaje del acierto y error, desde un caminar ciego donde ya no hay brújula donde, por un lado fue perdiendo el instinto y la sincronización biológica y, por otra, la sabiduría de los caminos, propósitos, sentido de la Totalidad Esencial. Desde aquí no nos ha quedado más que vivir a tientas desde una individualidad fragmentada. Ese es el camino del “Ganarás el pan con el sudor de tu frente y parirás a los hijos con dolor”. Todo aprendizaje desde este nivel de conciencia conlleva esfuerzo y, muchas veces, dolor.

Ego

El ego es la Gota de Agua que se congela y pierde incluso la nostalgia del Gran Océano. El yo siente la herida de la pérdida. El ego es una entidad tan acorazada que se cuenta el cuento de bastarse a sí mismo y vive en el congelamiento de su propia imagen estática, aquella trama de ideas, emociones, definiciones que habitualmente llamamos “yo”. El ego surge como defensas y estrategias manipulativas para aliviar los dolores que produce el vivir sintiéndose solo, abandonado y con miedo. El ego está constituido de las corazas, armaduras, costras que generan una densa cáscara aprisionadora desde donde gestamos una imagen de nosotros mismos o una máscara para relacionarnos con los demás. El drama es que no sólo le contamos el cuento de que somos “eso”a los demás, sino que terminamos creyéndolo nosotros mismos. Es común que nos sintamos divididos, con la cabeza en una dinámica, el cuerpo en otra y en contradicción con nuestros anhelos profundos. Así es nuestro camino. Sólo cuando el Alma, que es Conciencia pura y serena, tome el timón de nuestro “yo”-lo cual constituye la próxima meta evolutiva de la humanidad- nos integraremos en plenitud. De esto nos dan testimonio muchos seres humanos a los que llamamos guías, sabios, maestros.






"De la Cultura del Ego a la Cultura del Alma" 
 Patricia May









aporte de Rossana Piccoletti.
Gracias Rossana!!

viernes, 28 de octubre de 2011

RENDIRNOS





RENDIRNOS. Hacer de cuenta que este momento "ES" como lo hubiéramos elegido (lo que en realidad es así aunque no te des cuenta, o sea desagradable lo que vives). RENDIRNOS es transitar por el camino de la felicidad.... pero sin cargas... o con la menos posible.... RENDIRNOS es sabernos parte de una PLAN MAYOR, en el que nuestra voluntad no cuenta, más que en el plano del ego. El alma, eterna, sabe que su única voluntad es la de la Divinidad, aunque no entendamos ni podamos llegar a entender jamás en este plano.
DONCA

«El viaje más largo comienza con un paso». Lao-Tse


tu mente es lo más demente que tienes.

En la NASA hay un cartel que dice " Está comprobado que, aerodinámicamente, el abejorro no puede volar por su peso, tamaño y su cuerpo. SÓLO QUE ÉL NO LO SABE"..... muchas personas te dijeron que hay cosas que no podías hacer, pero si tienes actitud de aprender y confianza en tus talentos, y en tus capacidad lo lograrás.... No te dejes llevar por tu mente; tu mente es lo más demente que tienes.

te dijeron que tenías que buscar la paz.... y lo creíste... y creíste así que no tenías paz... colocaron en tu cabeza tantas cosas que creíste...


11 DEL 11 DEL 11, LA GRAN ACTIVACIÓN. El próximo 11 de noviembre se producirá un evento sin precedentes en la historia de la Tierra. Por primera vez se activarán de manera definitiva los códigos de luz del alma. Los mismos que fueron desactivados hace miles de años.


El próximo 11 de noviembre se producirá un evento sin precedentes en la historia de la Tierra. Por primera vez se activarán de manera definitiva los códigos de luz del alma. Los mismos que fueron desactivados hace miles de años.
Se cumple así un requisito imprescindible para la llegada de la nueva Tierra: el ser humano, para ascender, tiene que estar completo. Milllones de personas de diferentes latitudes, de distintos países, estarán vibrando al unísono al son del pedido de evolución conjunta de sus almas.

Recuperaremos de este modo lo que nos pertenece por derecho propio: el recuerdo de quiénes somos y para qué hemos venido, así como las capacidades que nos son inherentes.Pero una cosa es recuperar y otra saber utilizar.

Para las personas que están despiertas, la recuperación de esos recuerdos y capacidades puede representar una bendición. Muchos llevan años anhelándolo. Sin embargo, los que aún continúan anclados en la vieja energía pueden verse inmersos de repente en un profundo caos interior. Recuerdos a los que no encuentran sentido y percepciones que no comprenden y que, además, les asustan. Será necesario que, tras esa fecha, las personas que trabajan al servicio de la Luz aúnen sus esfuerzos para ayudarlos a integrar el proceso.
Cada uno de nosotros debe prepararse previamente para ese momento, estas son algunas recomendaciones.

1. Buscar la paz interior. Un momento de silencio al día para escuchar la voz del corazón.

2. Recibir conscientemente la luz del sol, con la intención de absorber su poder sanador y elevador de frecuencias.

3. Mantener el rumbo en la dirección indicada por la voz del corazón. Aquello que somos se manifiesta en estos días más que nunca. Caen las vendas que nos cegaban, se derrumban barreras que nos limitaban. Por fin, muchos de nosotros nos animamos a emprender aquello que vinimos a realizar aquí, en esta dimensión.

4. Practicar el desapego de viejos patrones limitantes. Abandonar los pensamientos, costumbres y reacciones que alimentan aún la antigua energía, procurando transformarlos en luz por medio del amor.

5. Fomentar el Amor en todas nuestras relaciones, las que más amamos y las que nos conectan con el miedo. Estas últimas son las que más nos elevarán si somos capaces de bañarlas de amor y aceptación.

6. Recibir la energía de la Fuente en meditación. Su influencia en nuestros cuerpos sutiles es inmensa. Posee un gran poder transmutador que nos libera y nos conecta.

7. Sentirnos Uno. Practicar en nuestras visualizaciones la Unión con todo lo que es y con todo lo que existe.

Cuando llegue el momento recibiremos en nuestro interior una gran luz. Esa luz trae los códigos de activación que necesitamos para recordar. Son códigos de una vibración muy alta. Cuanto más elevada sea la propia vibración durante ese día más armónica resultará la entrada de la luz y su anclaje en cada uno de nosotros.

Podemos prepararnos  para ese día pero, además, ese día debemos dedicarlo especialmente al cuidado de la propia energía, al equilibrio interior, a mantener la vibración bien alta. Actividades como meditar, pasear al sol o estar en contacto con la Naturaleza son las más recomendables. Hay que evitar especialmente todo lo que nos desconecte de nuestra esencia. Deberemos alimentarnos con moderación, procurando no ingerir alimentos de baja vibración, como la carne o los vegetales transgénicos, y realizar algún ejercicio físico que nos ayude a activar el flujo sanguíneo, ya que los códigos de luz serán transportados a través de la sangre, desde el corazón al resto de nuestro organismo.

La activación se estará produciendo durante todo el día, pero no percibiremos completamente sus efectos hasta el día siguiente, después de haber dormido un mínimo de seis horas.

A partir de la mañana del 12 de noviembre muchas personas sentirán el profundo deseo de dar un giro completo a sus vidas, otros emprenderán su camino con fuerzas renovadas y otros sentirán una gran confusión interna. Los efectos variarán en función del grado de evolución de cada uno y de las resistencias que esté oponiendo al proceso de cambio que todos estamos experimentando.

El objetivo de esta activación es acabar con las limitaciones que, desde el interior de nosotros mismos, nos están impidiendo evolucionar o despertar. No se trata de una injerencia en el libre albedrío de los seres humanos. Se trata de eliminar una limitación que nos fue impuesta hace miles de años, cuando algunos seres confusos decidieron interferir en nuestro proceso evolutivo.

Detenernos a explicar el cómo y el por qué de aquel suceso sería adentrarnos en la vieja energía de separación y lucha, de la que ya nos estamos alejando. Ya no importa cómo, cuándo, dónde, quién o para qué. Dentro de poco estará resuelto.

El 11 del 11 del 11 se producirá una gran activación, pero no será la última. Grandes acontecimientos nos esperan a la vuelta de la esquina. Recibámoslos con amor, libres de temores e inquietudes, porque llega el reino de la Luz a la Tierra, y eso se merece una gran fiesta.

jueves, 27 de octubre de 2011

SERÉNATE Y ESCUCHA: No importa cuánto tengas que esperar. Espera hasta oír Mi pequeña voz serena. Tú puedes oírla cuando te aquietas. YO SOY siempre contigo.


Serénate y escucha. No te pido nada más. Cuando te serenas quedas vacío de todo, vacío de lo viejo y listo para ser llenado con lo Nuevo. En tanto estás forzándote y luchando, no eres libre o vacío y no hay lugar para que entre lo Nuevo. No puedes poner vino nuevo en odres viejos, no puedes poner una pieza vieja de tela en una prenda de vestir nueva, ¡no más de lo que puedes ser llenado con lo Nuevo mientras estás aún aterrándote a lo viejo! Conviértete en un recipiente vacío, esperando ser colmado con Mi Amor, Mi Luz y Mi Sabiduría.
Haz esto al comienzo de cada día. En el momento de despertarte, que las palabras "Hágase tu voluntad" estén en tus labios y en tu corazón. Cuando aprendas a hacer esto, te embargará una gran paz. Cuando tu amor por Mí sea lo primordial, tu deseo de hacer Mi Voluntad no se detendrá ante nada. Harás todo lo que Yo te pida que hagas y serás todo lo que Yo te pida que seas.
Entonces vosotros seréis Mis instrumentos, Mis canales y Yo podré obrar dentro y a través de vosotros.
Nunca me limites de manera alguna. Yo no tengo límites. YO SOY todo en todo.

Refléjame. Vuélvete como un claro y quieto estanque. Refléjame como un espejo. Serena tu corazón y tu mente. Serena todo tu ser. Otra vez te digo: "Atiéndeme". No importa cuánto tengas que esperar. Espera hasta oír Mi pequeña voz serena. Tú puedes oírla cuando te aquietas. YO SOY siempre contigo. Mantente concientemente alerta de Mí en todo momento. Nosotros somos uno, uno en corazón, mente y espíritu. Tú estás concientemente alerta de la Presencia Divina, del Cristo interior.
Permanece en paz. Todo está sucediendo dentro de ti, ahora. Van a pasar grandes cosas en tu interior | y fuera de ti. Mi Reino está descendiendo a esta Tierra. Contemplarás sin duda el nuevo Cielo y la nueva Tierra y grande será el regocijo. Todo esto va a suceder a gran velocidad, ahora. Abre los ojos y contempla Mis maravillas. Yo te digo que estos días son días tremendos.


ESTA NO ES LA REALIDAD REAL; LA REALIDAD REAL ESTÁ DETRÁS DEL TELÓN; EN VERDAD NO ESTAMOS AQUÍ ESTA ES NUESTRA SOMBRA.... RUMI



Lo que experimentamos como realidad cotidiana es sólo una representación de sombras. Detrás del telón está un alma viviente, dinámica e inmortal, que está más allá del tiempo y el espacio. Si actuamos desde ese nivel, podemos influir conscientemente en nuestro destino. Esto ocurre a través de la sincronización de relaciones, aparentemente no causales, que dan forma a un destino. De aquí el sincrodestino. En el sincrodestino participamos conscientemente en la creación de nuestras vidas, por medio del entendimiento del mundo que está más allá de nuestros sentidos, el mundo del alma.

DEEPAK CHOPRA

Las coincidencias son mensajes del ámbito no circunscrito que nos indican cómo actuar para hacer que nuestros sueños —intenciones— se manifiesten.


Todos hemos experimentado coincidencias en nuestra vida. La palabra misma describe perfectamente su significado: «co» significa con; «incidencia» significa suceso. Así pues, las coincidencias son sucesos que ocurren con otros acontecimientos, dos o más sucesos que pasan al mismo tiempo. Como la experiencia de la coincidencia es universal, la mayoría tendemos a restarle importancia. Son momentos extraños de la vida que nos maravillan y olvidamos al poco tiempo.
Las coincidencias son mucho más que una fuente de diversión. Una coincidencia es una pista que nos indica la intención del espíritu universal y, como tal, es rica en significados...
¿Qué significan las coincidencias? La parte más profunda de tu ser lo sabe» pero hay que atraer ese conocimiento a la superficie. El significado no proviene de la coincidencia misma sino de ti, de la persona que la experimenta. De hecho, sin nuestra participación, ningún suceso tendría significado, el Universo entero carecería de significado. Somos nosotros quienes damos significado a los acontecimientos y lo hacemos a través de la intención. Las coincidencias son mensajes del ámbito no circunscrito que nos indican cómo actuar para hacer que nuestros sueños —intenciones— se manifiesten. Así pues, primero debes tener una intención y entonces ponerte en contacto con tu ser espiritual. Sólo entonces podrás utilizar las coincidencias para satisfacer tus intenciones.




¿Cómo podemos saber cuáles de nuestras intenciones es probable que se cumplan? La respuesta reside en prestar atención a las pistas que ofrece la mente no circunscrita. Toma conciencia de las coincidencias que ocurren en tu vida. Las coincidencias son mensajes. Son pistas provenientes de Dios, espíritu o realidad no circunscrita, que te instan a liberarte de tu condicionamiento kármico, de los patrones habituales de pensamiento.



El Universo está vivo y consciente, y responde a nuestras intenciones cuando mantenemos la relación íntima con él y lo vemos no como algo separado, sino como una prolongación de nuestro cuerpo.
El poder de la intención puede restaurarse a través del regreso al ser verdadero, de la activación del ser. Quienes logran lo anterior, restablecen su conexión con la mente no circunscrita; no sienten deseos de manipular ni controlar a los demás; se mantienen al margen de la crítica y la adulación, no se sienten inferiores a nadie, pero tampoco superiores; están en contacto con el punto de referencia interno que es su alma y no con su ego. La ansiedad deja de ser un problema —pues ésta emana de la necesidad del ego de protegerse—, y esa ansiedad es lo que interfiere con lo espontáneo de la intención. La intención es el mecanismo por el que el espíritu se transforma en realidad material.
La espiritualidad madura requiere sensatez de conciencia. Si eres sensato, eres sensible a la retroalimentación y, al mismo tiempo, inmune a la crítica y la adulación; aprendes a soltarte y dejas de preocuparte por los resultados; tienes confianza en el desenlace y empiezas a percibir la sincronicidad que se organiza en forma permanente, a tu alrededor. La intención proporciona oportunidades para las que debes mantenerte alerta. La buena suerte sucede cuando la oportunidad y la preparación coinciden. La intención te ofrecerá las oportunidades, pero debes actuar cuando eso ocurra.
Siempre que actúes, hazlo con la actitud de que no eres tú quien realiza la acción, de que tus acciones son en realidad las de la inteligencia no circunscrita, del espíritu universal organizador. 

Empezarás a notar una gran disminución de ansiedad y te sentirás menos preocupado por los resultados. El estrés es una forma de ansiedad. Si estás estresado, olvídate de la sincronicidad. La sincronicidad es un medio para ponernos en contacto con Dios; es el sendero hacia el significado y el propósito de la vida; es un medio para experimentar el amor y la compasión; es un medio para conectarse con la inteligencia no circunscrita del Universo. Si mi atención está puesta en situaciones que generan estrés, será difícil que tenga acceso a la sincronicidad. Para hacerlo con efectividad debes tener una actitud de rendición al ámbito universal, el cual es mucho más grande que cualquier cosa que puedas imaginar. La rendición requiere dar un salto de fe, un salto a lo desconocido. Tu diálogo interno puede reforzarlo diciendo: «Las cosas no me están saliendo como quisiera. 
Abandonaré mi idea de cómo deben ser. Mi sentido de 'yo' y 'mío' debe expandirse». Si das este salto de fe serás recompensado en abundancia. Si te sorprendes preocupándote por las cuentas del mes próximo, lo apropiado sería recordar que tu intención no es únicamente satisfacer tus necesidades, sino también mandar a tus hijos a la escuela, contribuir en tu comunidad. Todos queremos satisfacer nuestras necesidades; sin embargo, una vez que hayas expresado tu intención de satisfacerlas, llévalas a la mente infinita diciendo: «Pongo todo esto en tus manos. No voy a preocuparme porque tú, la inteligencia no circunscrita que reside en mí, te encargarás de ello». 
Los grandes artistas plásticos, jazzistas, escritores y científicos afirman que cuando crean necesitan trascender sus identidades individuales. He trabajado con muchos músicos y compositores, y nunca he conocido a ninguno que piense en las regalías mientras escribe una canción. Una canción o una pieza musical nueva implica soltarse, dejar incubar en el ámbito no circunscrito y permitir que la música o la canción venga a ti. Todos los procesos creativos se apoyan en una etapa de incubación y consentimiento. La sincronización es un proceso creativo, pero en este caso la mente creativa es el cosmos. Cuando la preocupación por uno desaparece, la inteligencia no circunscrita hace su aparición.
Recuerda: tus pensamientos no deben estar en conflicto con los propósitos del Universo. El deseo de ganar la lotería puede incrementar tu sensación de estar separado del Universo. Personas que han ganado la lotería afirman frecuentemente que se sintieron alejados de sus familiares y amigos y que no obtuvieron más felicidad. El deseo de dinero por el dinero provoca enajenación.
¿Cómo podemos saber cuáles de nuestras intenciones es probable que se cumplan? La respuesta reside en prestar atención a las pistas que ofrece la mente no circunscrita. Toma conciencia de las coincidencias que ocurren en tu vida. Las coincidencias son mensajes. Son pistas provenientes de Dios, espíritu o realidad no circunscrita, que te instan a liberarte de tu condicionamiento kármico, de los patrones habituales de pensamiento. Te ofrecen una oportunidad de acceder a un ámbito de conciencia en donde te sientes amado y cuidado por la inteligencia infinita de la que emanas. Las tradiciones espirituales llaman a esto estado de gracia